Treta procrastinadora artera y malvada

Tengo otra treta artera y malvada que enseña a emplear la procrastinación en tu beneficio. Esto es, por supuesto, solo con fines educacionales, guiño, guiño, en absoluto querrás emplearlo sobre ti mismo o sobre otro.

Imagina que tienes un pequeño defecto. Digamos visitar páginas web mientras deberías estar trabajando. O comer dulces en vez de mandarinas. Estas luchando contra los dulces, y los dulces van ganando por goleada. Sí, te resistes un poco, para que no se diga, que han ganado sin lucha.

El truquito artero y malvado es decirte a ti mismo que, sí, ya te comerás ese donut, pero “más tarde”, “un poquito más tarde”, “cuando tenga tiempo”, “quizás mañana” y cosas así.

A mí me funciona.

Foto Good morning to you CC -by Tony Fischer

de Miguel de Luis Espinosa