¿Todavía no eres un limón?

Cuentan, y quizás sea cierto, que el azahar no son felices porque aún no es un limón.

Cuentan que las niñas se lamentan de no ser mayores.

Pero olvida la flor una belleza que el fruto solo recuerda.

Sé feliz hoy y mañana, para eso basta que te mires con ojos de cariño.

de Miguel de Luis Espinosa