sp.py mi aplicación GTD

Estoy desarrollando una aplicación de productividad para administrar acciones y proyectos conforme al enfoque de GTD de David Allen. Ya sabéis: «cosas» que van a la bandeja de entrada y, una vez procesadas, se clasifican en proyectos y acciones. Estas acciones puede luego filtrarse por contextos como #oficina para saber todo lo que tienes pendiente por hacer en la oficina. Además, se emplea alguna herramienta de calendario o agenda para poder añadir recordatorios a plazos o citas.

Ya hay cientos de aplicaciones GTD por ahí rondando (mi recomendación personal facilethings.com, y muchas son hasta buenas, así que mi razón para crear una aplicación nueva estriba en parte en la razón personal de querer aprender a desarrollar una aplicación con un poquito de complejidad. Hay también otras dos razones: mi propia experiencia como usuario de diversas aplicaciones de gestión, la necesidad de garantizar la seguridad de los datos y, por último, ofrecer una aplicación libre GNU (gratis y que puedes modificar tu mismo).

Por todo ellos veréis sp.py en github, en modo abierto; de modo que si alguien quiere entrar y ayudarme, puede hacerlo.

Características de sp.py

Una herramienta, no la herramienta

Servir de herramienta que ayude a la gestión de proyectos y acciones de GTD. En otras palabras, no pretende ser una herramienta única con la que desarrollar GTD, sin un arma más (quizás la central) de nuestros arsenal productivo.

Interfaz de texto

Sp.py no va (por lo menos en su versión 1.0) con ratón, sino con una interfaz exclusivamente de texto, que, creo, es más rápida.

Inspirada en todo.txt

Todo.txt es un formato para usar un archivo de texto plano como gestor de tareas. Sp.py se inspira en este sistema, pero va más allá al…

Sistematizar la entrada de datos.

Una de las cosas que he aprendido es que no hay nada más fácil que introducir un dato erróneo en una base de datos y que esos errores pueden causar toda clase de duendes que son difíciles de atajar. Sp.py ataja este problema filtrando desde la entrada tantos errores como sea posible. Por ejemplo, cuando creas una nueva tarea (acción en lenguaje GTD) sp.py te pide que elijas uno de los proyectos ya creados.

Usa archivos CSV.

Los archivos CSV (Comma Separated Values) son nuestros viejos archivos de texto plano de toda la vida; solo que los valores están separados por comas (u otro caracter)

Por ejemplo, aquí tendríamos una descripción (incompleta) de una acción (Escribir sp.py), que pertenece al proyecto «SabiaVida», cuyo contexto es Ordenador, y que está «por hacer» (ese es el significado de la «t», en todo.txt).

Proyecto,Descripción,Contexto,Estado,Id
SabiaVida,Escribir sp.py,Ordenador,t,a6

Proyectos Enlatados

Por último, y esto es lo que principalmente falta por hacer, sp.py ofrecerá la posibilidad de enlatar proyectos rutinarios. Me explico: muchas veces tienes proyectos que son de ejecución más o menos estándar. Son tareas habituales y conocidas, pero lo suficientemente complejas para considerarse un proyectos. Si sigues el método GTD los identificas en seguida por ser aquellos en los que sabes que acciones tienes que llevar a cabo desde el primer momento que el proyecto cae a tus manos.

En estos casos es buena idea tener una «receta» para el proyecto y luego implementarla en cada caso. Esto es lo que pretendo que también tenga sp.py.

Y esto es todo por ahora, seguiré informando.

de Miguel de Luis Espinosa