Soluciones para que no se te olviden los libros en tu casa

## Un problema común

Ya hace mucho que dejé el colegio, pero aún así no me gusta olvidarme nada de lo que tengo que llevar, ya sea al trabajo, ya sea a la iglesia, ya sea el bañador a la piscina. Sobre todo lo del bañador a la piscina. En el caso de la piscina la solución es fácil, basta con **revisar la bolsa**, pero lo del trabajo es más difícil. Como en el colegio, lo cierto es que se empeñan que uno sea puntual y además tienes que acordarte de las cosas en las que uno está medio zombie.

## Una solución simple y efectiva

Lo mejor, lo que me ha funcionado siempre, es **dejar las cosas preparadas el día anterior**. Es decir, la noche antes, mi yo despierto y alerta ayuda a mi yo que acaba de despertarse.

En otras palabras que cuando te despiertes, sólo tengas que hacer lo que no hayas podido hacer antes: ducharte, desayunar y vestirte; pero la habitación debió haber quedado recogida antes, lo que vayas a llevar ya debería estar en tu bolsa y la ropa que vayas a vestir escogida y preparada. ¿Me faltan cosas? Por supuesto, no te conozco y no sé lo que tienes que hacer tú, pero piénsalo según esa regla clásica:

> Todo lo que puedas hacer hoy no lo dejes para mañana

## Adquirir el hábito

Por supuesto eso es más fácil decirlo que hacerlo. Por eso es bueno que las primeras dos semanas las dediques a adquirir el hábito. ¿Eso cómo se hace? Pues en este caso, como no es un hábito muy complicado, vale con que en tu agenda o en un calendario[^1] anotes cada día de las siguientes dos semanas las cosas que debes preparar:

Por ejemplo:

Llevar los libros o
Recoger la habitación o
Preparar la ropa de deporte o

Es importante que, sobre todo los primeros días, seas muy detallado. Quiero decir que, si es posible, anotes exactamente los libros que tienes que llevar. Con el tiempo esta costumbre se te hará automática y no tendrás que anotar tanto. Pero no tengas prisas, para adquirir bien un hábito se tarda *mínimo* quince días; puede que tardes más, sobre todo si son cosas que no te gustan, dí la verdad.

[^1]: Si tienes un calendario en la mesa o en la pared es mejor porque no te olvidas de mirarlo. Si no, aprovecha para adquirir un hábito muy bueno: consultar tu agenda a primera y a última hora.

## Cinco cosas

1. Acuéstate temprano. Entre mejor y más duermas, mejor y más activo estarás por la mañana.
2. Si tienes tiempo revisa tu bolsa.
3. Manten tu bolsa, mochila, etc, limpia y ordenada[^2]. ¡Así es más fácil saber si falta algo!
4. Comprueba tu agenda o calendario antes de irte a dormir.
5. Todo lo que puedas preparar el día anterior, prepáralo.

Bueno, espero que esto te ayude, ya sea en el colegio, ya sea para otras cosas. Si me quieres preguntar puedes usar los comentarios.

[^2]: No existe el orden sin la limpieza.

Foto «CC -by -sa Shane Gorsky>

de Miguel de Luis Espinosa