Segundos de ejercicio

Ahora que estoy trabajando desde casa, he descubierto una cosa que me viene muy bien. Cada vez que termino de tramitar una asunto1 me pongo a hacer unas cuantas repeticiones de algún ejercicio básico. Algo como flexiones, sentadillas, «jumping jacks», por ejemplo. Solo llevan unos segundos pero se van acumulando y el efecto es que me siento más optimista, productivo y concentrado y menos distraído por asuntos que corresponde arreglar a otras personas.

Notas

  1. Asunto en mi caso que viene a significar, por ejemplo, elaborar un documento en la que respondo a una petición de un ciudadano y la «subo» a firma para su aprobación (o no) por la autoridad competente. La mayoría de mis asuntos no me llevan más de media hora porque suelen ser sencillos. Define tú mismo qué será tu cosa.
  2. Por cierto el poema de ayer, muy mal, pero prometí tener una entrada en el blog todos los días y lo pienso cumplir así llueva puré de plomo fundido.

Miguel de Luis Espinosa