Publicar todos los días

Seth Godin se hizo una reputación en Internet bajo la sencilla premisa de publicar todos los días. Llueva, truene o resucite Ramsés II provocando el pánico en el museo, Seth tiene siempre una entrada que ofrecer a sus lectores. A veces tendrá un contenido microscópico, otras más elaborado, pero siempre estará ahí. Puedes ir a su blog que, tranquilo, habrá un aporte suyo.

He intentado algunas otras veces hacer lo mismo. Y sí, llegaba a publicar todos los días durante un mes o dos como mucho. Pero al final siempre pasaba algo que me rompía la racha. O un compromiso, o un viaje o me entraba el complejo al ver las estadísticas. Es el, ¿para qué publico si nadie me lee? O la culpabilidad de publicar cosas que de vez en cuando, —para qué nos vamos a engañar— son una pifia.

Listo para publicar todos los días

De acuerdo a mis cuentas llevo una racha de cien días publicando todos los santos días. No puedo decir que todas las entradas sean magníficas, pero están ahí. Incluso cuando me puse algo enfermo, sorteando fiestas de navidad con sus compras o los entrenamientos de piragüismo. No he fallado y eso supone un pequeño éxito.

Vale, una racha de cien días constituye un objetivo muy modesto. No creo que deba ponerme medalla alguna. No he conseguido nada relevante. ¡Extra, extra! Miguel de Luis ha publicado cien días seguidos. Sin embargo creo que ya es suficiente para anunciar el siguiente compromiso. Voy a publicar algo en este blog todos los días.

El plan de actuación

Aquí podría poner todas las técnicas de productividad que conozco, empezando por las que practico de verdad. Sin embargo, para mantener esta racha mi plan es mucho más sencillo: solo cuatro puntos.

Lo primero que ya está hecho ha sido pasar de un blog alojado en wordpress.com a arriesgarme a hacer la migración a uno que llama «self-hosted». O sea que estoy pagando a una empresa distinta de la de wordpress para que aloje el blog. Los costos son semejantes y los dolores de cabeza un poquito mayores pero a cambio gozo de más flexibilidad y herramientas para gestionar mi blog. ¿Y qué tiene que ver esto con publicar todos los días? En principio nada, pero en mi caso, era un paso más en este compromiso.

Lo segundo es mantener el hábito de escribir todos los días, siempre que me sea posible. Eso me ayudará a que todos los días haya algo. Supongo que podría escribir todas las entradas de un mes en un día de duro trabajo pero no creo que fuera sano, ni bueno para un blog cuyo contenido debe mostrar cierta frescura.

Lo tercero es no volverme loco con los estándares. Soy una persona, no una redacción. Por tanto cuando digo que publicaré todos los días, me refiero que todos los días habrá algo nuevo. Aunque sea simplemente una frase. Con eso basta.

Lo cuarto es que procuraré tener siempre una entrada preparada para mañana y, si es posible, para una semana entera de publicación. Lo que me gusta llamar el estándar d+7. Eso protegerá a este blog de los imprevistos de la vida.

Sí, pero, ¿por qué publicar todos los días?

Seth cree que ir a trabajar, «showing up» es la mitad del éxito. Este ir a trabajar es sobre todo una vocación de servicio. Publico porque quiero ayudar a quien me lee. ¿Para qué escribir? ¿Para hacerme rico? Podría ocurrir pero siendo honesto no debería contar con ello. Y para vivir ya tengo mi trabajo, muchas gracias.

No. Publico porque creo que mis letras, mi contenido que se dice ahora, puede ser útil para alguien, pueden añadir un poco de valor en este mundo, porque me gusta escribir e imaginar historias.

Pues bien escribir todos los días me da la oportunidad de mejorar. Vale, publicar todos los días no es lo mismo que escribir todos los días, pero van fielmente de la mano. Para ti, querida persona desconocida, supone que puedes contar conmigo, que siempre estaré ahí y, con un poquito de suerte, cada día un poquito mejor. Creo que son razones suficientes, ¿no te parece?


Imagen: Calendario Crescenzi de Pietro Crescenzi