No vuelvas a la cultura

Ya, ya lo sé, nos hemos vuelto gandules. Son estos tiempos, ¿verdad? Ya nadie lee nada. Es el fin de la cultura. La cultura ha muerto, como tantas otras veces…

Alguien tendrá la culpa

Ahora, por lo que nos dicen, la culpa la tienen los móviles. Antes la tuvo la televisión, la «caja tonta», ¿la llamaban así, no? O si viviste en España en los arcanos tiempos donde todo era mejor y más bonito, quizás recuerde la frase «si no se te ha ocurrido nada a lo mejor deberías ver un poquito menos la tele». Pero es que antes de la tele el culpable era el cine y aún antes la radio y antes aún, ¿quién sabe? Sería el circo y la feria.

Lo que es cierto, lo que siempre pasa es que nos parece que siempre antes hubo más y mejor cultura. Que ahora sí, tendremos más tecnología, pero somos unos zoquetes e incultos. Y probablemente tengamos razón. Quizás siempre tengamos razón.

Maestro, ¿seré yo?

Pensémoslo. La cultura, —y esto tiene poco que ver con el estatus social—, es tarea de pocos. La mayoría nos conformamos la mayoría de las veces con entretenimiento, barnizados, si me perdonas la contradicción, con un poco de profundidad. No podemos volver a la cultura porque nunca hemos llegado a ese lugar feliz. Ese tiempo que imaginamos no es más que la nostalgia de un mundo que jamás existió, un paraíso que nunca perdimos porque todavía no hemos alcanzado nunca.

Busca qué buscar

No eches la culpa a los medios de comunicación de masas. Están ahí para darnos lo que queremos, no lo que nos conviene. Porque muchas veces, y esta es nuestra propia responsabilidad, no deseamos lo que nos es bueno. ¿Pero acaso digo algo nuevo? Los clásicos hubieran dicho lo mismo en Roma y Atenas y hasta en Esparta habrías escuchado: busca qué buscar.

Por tanto no se trata de lamentarse, de soñar, ni de volver a ningún sitio perdido. Se trata de ir ahora, de explorar, de crecer, de peregrinar sin mapas, de sonreír y mirar hacia delante. Mira que a la cultura no se va por ningún camino, sino que la cultura es el camino que debemos pisar.

de Miguel de Luis Espinosa