Hábito de Estudio

¿Hábito de estudio = buenas notas?

Puede que hayas escuchado alguna vez esta expresión: hábito de estudio. Se supone que los que tienen hábito de estudio sacan buenas notas, y los que no tienen hábito de estudio malas. Bueno, a veces no siempre es así. Todos conocemos el típico listo/a que aprueba sin estudiar. Bueno, en primaria y quizás un poco en secundaria, alguna asignatura fácil, pero cada vez le cuesta más. Y cuando no pueda se dará cuenta de que ni sabe estudiar bien ni tiene el famoso hábito de estudio.

¿Qué es el hábito de estudio? Hábito es habitual, donde

«habitas», lo que haces habitualmente, todos los días, o casi. El hábito de estudio no sería otra cosa que estudiar casi todos los días, por lo menos cuando no estás de vacaciones. Quien no lo hace así, no tiene hábito de estudio y punto, me ahorras las excusas, muchas-gracias.

¿Para qué sirve?

Los hábitos parece que no sirven para nada. Por ejemplo si no te cepillas los dientes hoy, no pasa nada; si hoy te comes un pastel, no pasa nada salvo que estés enfermo; y si te pasas todo el día sentada sin hacer deporte tampoco pasa nada. Como tampoco pasa nada si un día normal, en el que no hay exámenes, no estudias; suponiendo que hayas hecho los deberes, etc.

Pero si pasas muchos días sin cepillarte, tu boca apesta y te dolerán los dientes; si te comes un pastel todos los días lo verás en tu barriga y lo del ejercicio pasará a tu salud. En cuanto a lo de no estudiar, lo adivinas.

Pero además pasan otras cosas en el estudio.

Bonita lista de beneficios del hábito de estudio.

  1. Lo que haces habitualmente lo haces mejor
  2. Lo que haces habitualmente te da menos pereza
  3. Es más fácil hacer mil cosas pequeñas que una cosa grande
  4. Los pequeños esfuerzos de todos los días se van acumulando

a estudiar también se aprende

Y ya está, que con eso basta. Quizás de todo, el beneficio más importante es el primero. A estudiar también se aprende, es una habilidad como nadar o cantar o tocar el piano, y entre más practiques mejor te saldrá. Esto te vendrá muy bien cuando las cosas se te pongan difíciles, que se pondrán, y también para no tener que trabajar el doble para conseguir la mitad de los resultados.

¿Quién puede conseguirlo?

Tú. Hay gente que piensa que para tener hábito de estudio hay que ser especial. No. Lo que hay que hacer es estudiar todos los días, o casi. Y conseguir ese hábito no es difícil, basta saber cómo.

¿Y cómo consigo el hábito de estudio?

Eso lo dejamos para el próximo post, que éste se está haciendo largo. Pero te doy una pista: estudia, hoy algo pequeñito; mañana un poquito más.

CC -by wwworks

Miguel de Luis Espinosa