El minimalismo no puede ser individualista

No tengo nada que ver con esta gente. Ponme a cualquier minimalista por delante y seguro que encuentras miles de diferencias.

Precisamente.

Está siendo bonito. Hemos ido explorando el minimalismo, la simplicidad, lo que sea, y hemos compartido lo que hemos encontrado. Hemos construido estos blogs, o lo que sea, y hemos compartido cosas en Internet. Hemos aprendido y re-aprendido de los demás.

Pero, me temo que no basta.

Encuentros programados

Creo que necesitamos programar encuentros; virtuales si no hay otra manera, entre los minimalistas; tengamos blog o no. Aunque quizás los que tengamos blog, tengamos más responsabilidad.

Yo, por mi parte, empiezo a sentir que ya no puedo llegar mucho más lejos solo.

Necesitamos un espacio para el encuentro de calidad. Un tiempo, quizás dos horas al mes, quizás un ocasional fin de semana en un monasterio o en un hotel, en la que solo compartamos y hablemos del minimalismo.

Lanzo la idea al viento.

Miguel de Luis Espinosa