Diario de Guille 2412

Querida persona desconocida, ¿qué decir? es Nochebuena, así que he decidido hacer una cosa distinta. En vez de escribir mi diario por la noche lo estoy haciendo por la mañana. Así me puedo relajar y ser feliz con la fiesta. Espero que tú puedas hacer lo mismo.

Laika está muy feliz porque nosotros estamos felices. Aunque no sepa por qué, ni qué está pasando, ni entienda nada de la navidad. Nada de eso le importa. Solo siente nuestra felicidad y nuestro amor y para una perra eso es más que de sobra. Heather va camino de Gasta, a jugar con Lucas y Brianbrian y los demás. Nadie trabaja hoy, solo los adultos. Yo me he quedado de voluntario en el faro. Escribo dos líneas (bueno, tres o cuatro) y vuelvo a mirar por si vinieran los orcos hoy. No quiero ser cenizo, cuervo, convocador de malos augurios ni gafe ni nada de eso, pero tampoco un bobilón romántico. Los orcos no saben que es la Navidad.

Y no voy a pedir a Dios que los venzamos. Bueno, salvo que no haya más remedio. Peor sería que ellos nos vencieran a nosotros. Pero en verdad no quiero que mueran. Créeme. Me gustaría que se hicieran buenos. Sé que es un milagro. Pero, bueno, para eso está Dios, ¿no? Pues es una oración más bonita, digna de Navidad.

Para curar a los orcos

Dios bendice y protege a los orcos
(sobre todo a los niños)
acaba con el mal de su corazón de piedra
cúralos
que podamos todos ser felices
y nadie con un corazón de miedo
en el nombre de tu Hijo
que vive y reina contigo y el Espíritu Santo
y es Dios, por los siglos de los siglos,
Amén

La parte del final la he hecho imitando a otras que encontré en un libro de oraciones. No había ninguna para orcos, porque no había orcos antes de la época de las muertes, así que me inventé está. Lo del corazón de piedra es de la Biblia, pero cuando lo escribí casi digo de mi…da, menos mal que me paré; poner palabrotas en una oración tiene que ser muy feo.

No ha quedado muy bien pero como a Dios no le preocupan esas cosas de que te quede muy bien… En fin, acabo, que tengo que vigilar.

Feliz navidad (aunque no sea navidad en tú país cuando leas esto sí puede serlo en tu corazón), querida persona desconocida.

<< Anterior

>> Inicio <<

Siguiente >>

Imagen: Virgen del Rosario, de Murillo

de Miguel de Luis Espinosa