después de tantas compras

No te sientas culpable, no creo que sentirse culpable sirva para nada. Es solo el dolor por algo que has hecho mal. Y el dolor es útil cuando sirve de alarma. En el caso del dolor físico un «vete al médico» o «quita la mano del fuego», en el caso de la culpa es más sutil, pero al final es lo mismo.

Sin embargo una vez que el dolor ha hecho su trabajo no sirve para nada más. Ahora ya, con las compras hechas, poco puedes hacer. Salvo una cosa, reflexionar para las compras que vienen. Estas rebajas gloriosas, ¿te servirán a ti para algo?

de Miguel de Luis Espinosa