Concéntrate en aprobar el examen

Sólo hay una forma de aprobar: ir a por el examen. Por eso todo lo que haga un estudiante debe servir para aprobar. Todo lo demás, molesta. Lo que quiero decir es que debes evitar cosas como estas:

  1. Pasar a limpio apuntes que se entienden — y no te van a calificar, claro.

  2. Pasarse horas elaborando el esquema “perfecto” — no eres una editorial.

  3. Estudiar “lo que te gusta” — dejando de estudiar lo que te preguntan.

  4. Abandonar lo difícil — claro, porque seguro que el profesor es bueno y sólo va a preguntar lo fácil.

  5. Usar colores porque “queda más bonito” — en vez de usarlos para destacar los puntos principales.

  6. No repasar porque “ya me lo sabía antes”.

  7. Ignorar lo que suelen preguntar.

Miguel de Luis Espinosa