Ciego por haber visto

Déjame hacer dos caricaturas políticas

Señor Marcos Izquierdez: Criticar a la Santa Administración es blasfemia. Solo los fascistas, que son todos los que no piensan como yo osan criticar a la Santa Administración. ¡Ay de los herejes! …bueno como mucho hay que repintar la fachada.

Señor Pepe Derechas: ¿La administración? Entre más pequeña mejor. Si son unos vagos. Una vez fui y no me quisieron hacer el certificado, que no sé qué de «sin compulsar», ¡excusas! Lo que hay que hacer es recortarlo todo lo que se pueda y ya está.

Me he pasado un pelín, pero…

Lo cierto es que, en estas dos caricaturas nadie resuelve nada. Uno porque la cree perfecta y otro porque piensa que no hay nada que hacer. Pero nadie baja a las oficinas a ver qué pasa de verdad. Como mucho miran cifras.

¿Un asunto de políticos? ¿Seguro? ¿No haremos lo mismo cuando nos enfrentamos a nuestros asuntos con ideas pre-concebida? ¿Con tópicos? ¿Con modelos teóricos preciosos? ¿Con lo que ayer era cierto?

de Miguel de Luis Espinosa