Del asombro al amor, poema

el polvo de arena

juega a ser agua de dulce pintor

a sol la luna llena

y a lienzo el manso albor

para que el mudo asombro se haga amor


A veces la calima canaria, que no es otra cosa que el más fino polvo de la arena del Sahara suspendido en el viento, tiene la concentración justa para dar a los cielos aspecto de acuarela. Cuando, encima, se añade una super-luna el efecto es sublime.

Miguel de Luis Espinosa