Bajo el árbol roto

Bajo el árbol roto

cuya copa desciende al entierro

han nacido espinos

fuertes de rudas ramas

como exigen los nuevos rugidos

de la vieja bestia

Miguel de Luis Espinosa