Anunciando mi tercer juego de rol

Mi primer juego de rol es Newsies & Bootblacks. Madre mía lo que me costó terminar ese juego. ¿Quién me mandaría a mí hacer mi primer invento en inglés? Pero, en fin, se hizo y pude ver cómo se jugaba. ¿De qué va? Newsies eran los niños que vendían periódicos por las calles y Bootblacks los limpiabotas. Así que en el juego te metías en una ciudad ficticia de finales del siglo XIX y principios del XX, pero que podría haber sido Nueva York. Tu personaje es uno de esos chiquillos que se ganaban la vida por su cuenta y vivían en la Newsboy Lodge y hasta aquí todo normal y razonablemente histórico. Luego se echaba al cóctel espías, casas embrujadas, fantasmas, príncipes perdidos y su poquito de Steampunk. No llegué a venderlo porque pensé que mi inglés no llegaba al nivel de crear un producto comercial, pero el dueño de Precis Intermedia me contactó y acabó publicándolo.

El segundo ocurrió mucho después y por razones más sencillas. Un grupo de chicos de doce, ¿sería por Stranger Things?, por lo que fuera, querían jugar a rol pero no sabía qué recomendarles. Sí hay juegos por ahí pero resultan caros a esa edad y menos aún que estén en castellano y sean sencillos. Así que cree uno en dos o tres días. Se llamó Laberintos Tenebrosos, tenía mucho del juego en cuyas siglas hay una D y otra D, y no es nada del otro jueves. Pero nos sirvió.

Mi tercer juego de rol nace de las deficiencias del anterior. Tengo pocos lazos emocionales con Dungeons & Dragons porque cuando yo empecé a jugar no era fácil de conseguir en España. Raro como parezca, yo empecé con el Rune Quest en versión traducida por Central de Jocs. (Se os echa de menos).

Perdón, modo nostalgia off, que RQ poco tiene que ver con mi juego, que se llama, tachán, tachán…

Tierras de tesoros

¿Qué es lo que quería conseguir con este juego? No lo sé muy bien. Ya hay demasiados juegos de rol. A este ritmo no sé si más que jugadores. Creo que lo hice por amor al hobby. No encuentro otra explicación.

¿Qué es lo que quería conseguir con este juego? Me repito, pero es que antes no entendí bien mi propia pregunta. Me refería al diseño. Saquemos una bonita lista numerada

  1. Una mecánica simple, centrada en cuatro atributos (o características) principales Fuerzas, Destreza, Educación y Percepción.
  2. Sin clases ni niveles. Un personaje «sube de nivel» mejorando sus atributos.
  3. La posibilidad de jugar con personajes de cualquier edad desde doce años a los que sean, con reglas específicas para que tengan, todos ellos, parecida relevancia.
  4. Magia para todos. Todos los personajes pueden usar magia, al contrario que la inmensa mayoría de los pobladores del mundo. En el reglamento se sugiere que esto puede venir como regalo(?) de los elfos.
  5. Un sistema de combate elegante, simple y rápido, que pueda emplearse sin la ayuda de un mapa o miniaturas.
  6. Una magia que sea un poco caótica y hasta loca de vez en cuando.
  7. Unas reglas de equipo que no permitan a los jugadores ser una «bag of holding» andante pero que tampoco les obligue a ser contables. En mi caso tomé inspiración de los libro-juegos de los ochenta, títulos como Lobo Solitario de Joe Dever o la serie Fighting Fantasy.
  8. Un mundo de juego estilo «sandbox».
  9. Monstruos que puedan describirse, en términos de estadísticas, en 2 reglones.
  10. Un número suficiente de monstruos como para empezar a jugar.
  11. Y todo ello en el menor número de páginas. El mío tiene 38 incluyendo dos de la hoja de personaje, listados de equipo y monstruos e índice. Eso sí no hay ni una ilustración.

Y baste esto para abrir boca, pronto contaré más.

de Miguel de Luis Espinosa