Ahora se llama Miguel de Luis

Acabo de cambiar el título del blog a Miguel de Luis y el nuevo nombre de dominio principal a migueldeluis.es. El motivo es bien sencillo, quiero convertir esta página en un blog personal. No habrá muchos más cambios en cuanto a los contenidos. Seguiré hablando de literatura, compartiendo mis relatos, mis intentos de poemas y todo lo que has visto últimamente. Sin embargo sí me sentiré con mayor libertad para incluir, de cuando en cuando, otros temas, sobre todo el de los juegos creativos, que lo tengo un poco descuidado.

Más que libros

No es que sea escritor, es que escribir es una de las cosas que hago. O pongámoslo de otro modo: la escritura es un medio para expresar mi propio ser, para comunicarme contigo, meditar, crear y hasta para divertirme. Escribir es una herramienta y mis obras son mis creaciones, pero ni yo soy una herramienta ni lo que sale de mí es exactamente lo mismo que yo sea, fui o seré. Como tampoco soy, solo, un aficionado al piragüismo —aunque de lo plasta que soy con el tema alguno se pueda confundir.

Mi compromiso

También es el reflejo de un incremento en la intensidad de mi compromiso hacia esta obra. Al principio, cuando registré en wordpress.com el blog «La vida en los libros» pensaba en poner alguna entrada de cuando en cuando y divertirme un poco. Ahora,

  • Estoy escribiendo religiosamente todos los días y algunas veces varias veces al día,
  • He incorporado centenares de artículos de mis antiguos blogs,
  • He migrado mi blog a mi propio hospedaje en siteground (de momento va de fábula),
  • Lidié con todos los inconvenientes de dicha migración,
  • He instalado y buscado unos cuantos plugins de wordpress,
  • He tenido que leer y ver vídeos para ponerme al día en cuanto a los blogs self-hosted (¿»auto-hospedados»?, agh, no sé que suena más horrible).
  • Estoy trabajando más y mejor, y me comprometo a seguir así.

De ahí firmarlo; uno no firma con su nombre nada de lo que se avergüenza. Al revés busca decir a todo el mundo, «mirad, qué cosa tan bonita he hecho». (Ríete, pero es verdad). Así que, por todo lo expuesto, mi blog luce como título Miguel de Luis.

Una advertencia

Antes de hacer lo que estoy haciendo, por si no te has dado cuenta, es mucho trabajo y cuesta dinero. Peor aún, puede salir muy mal. Se puede hacer y no es demasiado difícil pero antes de migrar un blog de wordpress.com a .org y/o cambiar el nombre de dominio hay que informarse mucho, tener copia de seguridad de todo y armarse de paciencia. No lo hagas si no tienes una buena razón.