Abandonar un hábito malo

Cambiar un hábito es una carrera larga CC -by eric.surfdude

Este post, un poco apresurado, lo confieso, es una respuesta a uno de vosotros.

> Algunos días cuando llego del cole me pongo a ver la tele o me conecto a internet. ¿Qué puedo hacer para que se me quite ese hábito? — [Isafervi](https://migueldeluis.es/como-hacer-los-deberes-rapido-y-bien/#comment-338333954)

Hola Isafervi,

Me gusta mucho esta pregunta, porque me la sé :-). Bueno, a mí también me cuesta dejar hábitos, ya sean buenos o malos. En este caso, como quieres cambiarlo, supongo que debe ser malo para ti. Algún perjuicio te estará causando. Me imagino que serás consciente de esos perjuicioS, pero no estaría mal que los **escribieras**. Aunque te parezca tonto, ponerlo por escrito ayuda a recordarte por qué quieres cambiarlo.

El primer consejo que te doy es **paciencia**. Los hábitos tardan en formarse y también tardan en quitarse, así que durante mucho tiempo tendrás tentaciones de no hacerte caso a tí mismo. ¡Y es que siempre parece que *sólo es un minutito*!, ¿Verdad?

El segundo consejo, el más importante, es, tachán… Cambia un hábito malo por uno bueno

Es decir no intentes dejar de ver la tele y ya está. Eso es muy difícil. Es más fácil, aunque parezca raro, cambiar ver la tele por ordenar tu habitación, por ejemplo. O repasar tu agenda, por ejemplo. O por darle un beso a tu madre, por ejemplo.

El tercero consejo se llama **kaizen**

Kaizen = mejora pequeñita y constante

En vez de intentar ser el estudiante triunfante, piensa en el siguiente paso pequeño. Por ejemplo si crees que no tienes la mochila del cole ordenada, ponla en orden. Incluso, algo más pequeño, empieza por ordenar tu estuche.

Esto es sólo un ejemplo, claro. Tú tienes que ver que necesitas más. Si tienes dudas, pregunta a tus profesores, padres y elementos similares, ¡seguro que se les ocurre algo!

## Este es el plan

* Paso 1º Elige un nuevo hábito. Algo muy pequeño, que sea bueno (o sea que necesites), que te resulte fácil y que sea una acción concreta. Por ejemplo limpiar la mesa (que es una cosa que haces), pero no ser el mejor estudiante (que no es una acción sino un objetivo)
* Paso 2º Escribe, donde puedas verlo, al llegar a casa, tu nuevo hábito. Si no te da mucha vergüenza, díselo a alguien para que te lo recuerde.
* Paso 3º En cuanto llegues a casa, ten tu nuevo hábito en mente. No te dejes convencer por los pensamientos traidores dentro de tu cabeza que te dirán *es sólo un momentito*, *lo puedes hacer luego* y zarandangas similares. Tú no te despistes, no remolonees, simplemente haz tu nuevo plan y ya está.
* Paso 4º Esto funciona con los perros, con los escritores de blogs 🙂 y con los niños también. Cuando lo hagas bien, date un premio pequeño.

Bueno esto es todo por ahora. Espero que te funcione este plan. A mí me ha funcionado, por ejemplo para hacer deporte todos los días, sé que cuesta, pero también sé lo bien que te sientes cuando triunfas. Si tienes cualquier problema, recuerda que sigo aquí mismo.

¡A por ello!

Y recuerda… Es más fácil abandonar un mal hábito hoy que mañana. ~Proverbio Yiddish

de Miguel de Luis Espinosa