24 de noviembre, Diario de Guille

Querida persona desconocida, la mañana fue un poco especial porque Sargento Mamá dijo: nos vamos al faro. eso me dejó patidifuso porque pensé que se había olvidado de cuando se lo propuse, pero inmediatamente me acordé de lo de mi último ataque y entendí que era por eso, así que respondí «sí mamá» como un niño bueno para que no pasara nada más. Además no hacía falta enfadarse porque aunque no fuera por las razones que me gustaban, tenía lo que había querido, nuestra propia casa en el faro, mayor tranquilidad.

Heather tuvo que decidir si viene con nosotros pero dijo que sí, menos mal.

Miguel de Luis Espinosa