21 de noviembre, diario de Guille

Querida persona desconocida, ayer no escribí nada porque Laika estaba mala de verdad y… bueno… otras muchas excusas. La prueba de que es una excusa es que hoy sigue mala y sin embargo estoy escribiendo esto.

Bueno, es que no sé si se va a morir.

(Pena)

Tengo que aguantarme las lágrimas para que Laika tenga poco miedo. ¿Se darán cuenta los perros cuando se van a morir? Me parece que no, espero que no, así no tendrá que angustiarse como cuando las personas vamos a morir y todo eso.

Bueno, me voy con ella, supongo que es lo que tengo que hacer… los demás están todos bien y ha sido un día normal, salvo por lo de Laika, claro… bueno, mañana ya vendrá mañana.

Acabo de escribir estupideces, adiós, querida persona desconocida.

Miguel de Luis Espinosa